Premios

Ganadores Oscar (86ª edición)

The 85th Academy Awards® will air live on Oscar® Sunday, February 24, 2013.

Estos son los ganadores (junto con los nominados) de la 86ª edición de los Oscar:

Mejor película
– La Gran Estafa Americana
– Capitán Philips
– Dallas Buyers Club
– Gravity
– Her
– Nebraska
– Philomena
12 Años de Esclavitud
– El Lobo de Wall Street
Mejor dirección
– David O. Russell (La Gran Estafa Americana)
– Alfonso Cuarón (Gravity)
– Alexander Payne (Nebraska)
– Steve McQueen (12 Años de Esclavitud)
– Martin Scorsese (El Lobo de Wall Street)
Mejor actor principal
– Christian Bale (La Gran Estafa Americana)
– Bruce Dern (Nebraska)
– Leonardo DiCaprio (El Lobo de Wall Street)
– Chiwetel Ejiofor (12 Años de Esclavitud)
 Matthew McConaughey (Dallas Buyers Club)
Mejor actriz principal
– Amy Adams (La Gran Estafa Americana)
 Cate Blanchett (Blue Jasmine)
– Sandra Bullock (Gravity)
– Judi Dench (Philomena)
– Meryl Streep (Agosto)
Mejor actor de reparto
– Barkhad Abdi (Capitán Philips)
– Bradley Cooper (La Gran Estafa Americana)
– Michael Fassbender (12 Años de Esclavitud)
– Jonah Hill (El Lobo de Wall Street)
– Jared Leto (Dallas Buyers Club)
Mejor actriz de reparto
– Sally Hawkins (Blue Jasmine)
– Jennifer Lawrence (La Gran Estafa Americana)
 Lupita Nyongo’o (12 Años de Esclavitud)
– Julia Roberts (Agosto)
– June Squibb (Nebraska)
 
 
Sigue leyendo “Ganadores Oscar (86ª edición)”
Cine, Comedia, Opinión

EL LOBO DE WALL STREET (Martin Scorsese, 2013). Crítica

El lobo de Wall Street cartel

Martin Scorsese vuelve a la carga con El Lobo de Wall Street, una película que narra la vida de Jordan Belfort, (interpretado por  un perfecto y extasiado Leonardo DiCaprio), un broker de la bolsa de Nueva York que amasó una fortuna a la temprana edad de 26 años. La película se estrenó la semana pasada en España.

Con El Lobo de Wall Street, la polémica está servida. A unos les parecerá una obra maestra, mientras que a otros les parecerá un insulto, una mediocridad profundamente ofensiva. Y sí, es ofensiva y repugnante, pero precisamente de eso trata. Es una película meramente descriptiva de la estupidez humana y de ese interior despreciable dominado por el poder absoluto que otorga el dinero.

En El Lobo de Wall Street no esperéis una reflexión o una moraleja sobre, qué se yo, el comportamiento humano o el descontrol, porque no lo encontraréis. Scorsese solo se centra en Jordan Belfort y su vida. Porque El Lobo de Wall Street es un espejismo del propio protagonista. Salvaje, enérgica, excesiva, delirante, e incluso muchas veces surrealista, y muy hardcore. Nunca nos dejan que veamos más allá de la vida de Jordan Belfort. ¿Las víctimas? ¿Qué pasa con las víctimas? Nada, simplemente sabemos que están ahí, pero nunca las llegaremos a ver en la película. Porque la diversión la tenemos en lo que hace Jordan, lo que piensa Jordan o lo que dice Jordan. Jordan Belfort es el centro de atención. Lo demás importa una fucking shit, como diría el personaje.
Sigue leyendo “EL LOBO DE WALL STREET (Martin Scorsese, 2013). Crítica”

Premios

Ganadores Globos de Oro (2014)

Estos son los ganadores a los Globos de Oro de este año (2014), premios que la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) otorga anualmente a lo mejor del cine y la televisión americana, sirviendo de antesala a los premios más prestigiosos del mundo en este ámbito: los Oscar.

A continuación, la lista de nominados por categoría y el ganador, en verde:

CATEGORÍA CINE

Mejor película de drama:

12 años de esclavitud, Capitán Phillips, Gravity, Philomena, Rush

Mejor película de comedia o musical:

American Hustle, Her, Inside Llewyn Davis, Nebraska, El Lobo de Wall Street

Mejor director:

Alfonso Cuarón (Gravity), Paul Greengrass (Capitán Phillips), Steve McQueen (12 años de esclavitud), Alexander Payne (Nebraska), David O. Russell (American Hustle)

Mejor película de animación:

Los Croods, Gru: Mi villano favorito 2, Frozen: El Reino del Hielo

Mejor película extranjera:

La Vida de Adele, La Gran Belleza, La Caza, El Pasado, Se Levanta el Viento

Mejor guión:

Her, Nebraska, Philomena, 12 años de esclavitud, American Hustle

Mejor actor principal drama:

Chiwetel Ejiofor (12 años de esclavitud), Idris Elba (Mandela: del mito al hombre), Tom Hanks (Capitán Phillips), Matthew McConaughey (Dallas Buyers Club), Robert Redford (Cuando todo está perdido)

Mejor actriz principal drama:

Cate Blanchett (Blue Jasmine), Sandra Bullock (Gravity), Judi Dench (Philomena), Emma Thompson (Al encuentro de Mr. Banks), Kate Winslet (Una Vida en tres Días)

Mejor actor principal comedia o musical:

Christian Bale (American Hustle), Bruce Dern (Nebraska), Leonardo DiCaprio (El Lobo de Wall Street), Oscar Isaac (Inside Llewyn Davis), Joaquin Phoenix (Her)

Mejor actriz principal comedia o musical:

Amy Adams (American Hustle), Julie Delpy (Antes del anochecer), Greta Gerwing (Frances Ha), Julia Louis-Dreyfus (Sobran las Palabras), Meryl Streep (Agosto)

Mejor banda sonora original:

Alex Ebert (Cuanto todo está perdido), Alex Heffes (Mandela: del mito al hombre), Steven Price (Gravity), John Williams (La Ladrona de Libros), Hans Zimmer (12 años de esclavitud)

Mejor canción original:

Atlas (Los Juegos del Hambre: en Llamas), Let it go (Frozen), Ordinary Love (Mandela: del mito al hombre), Please Mr. Kennedy (Inside Llewyn Davis), Sweeter tan Fiction (One Chance)

Mejor actor secundario:

Barkhad Abdi (Capitán Philips), Daniel Brühl (Rush), Bradley Cooper (American Hustle), Michael Fassbender (12 años de esclavitud), Jared Leto (Dallas Buyers Club)

Mejor actriz secundaria:

Sally Hawkins (Blue Jasmine), Jennifer Lawrence (American Hustle), Lupita Nyong’o (12 años de esclavitud), Julia Roberts (Agosto), June Squibb (Nebraska)

Sigue leyendo “Ganadores Globos de Oro (2014)”

AMC, Opinión, Series americanas

El estreno del año: ‘Masters of Sex’

Masters of Sex

¿Qué es lo que más atrae a los seres humanos? Creo que todo el mundo estaría de acuerdo en decir que es… el sexo. Y por primera vez, el sexo se convierte en la temática principal de una serie de televisión: Masters of Sex, emitida por Showtime en EEUU, una de las gratas sorpresas de este 2013 y probablemente (en mi opinión), uno de los mejores estrenos, por no decir el mejor, del año.

Masters of Sex se centra en las figuras de William Masters (Michael Sheen), un médico empeñado en sacar adelante un estudio que demuestre científicamente cómo funciona el sexo, y Virginia Johnson (Lizzy Caplan), que se convertirá en la ayudante de investigación de William (Bill) en dicho estudio. Ambos formarán una pareja muy atrevida y capaz de hacer cualquier cosa (y tanto…) por sacar adelante el estudio, pese a los tabúes existentes durante la época (finales de los 50 y 60).

Bill and Virginia

En primer lugar, la serie se mantiene gracias al dueto formado por los dos personajes principales de la serie, Bill y Virginia, interpretados respectivamente por Michael Sheen y Lizzy Caplan. Ambos están impresionantes, dando vida a una pareja totalmente opuesta, pero con una cosa en común: el entendimiento del sexo. Bill es un personaje hierático, rígido, frío, distante e inmutable emocionalmente. A pesar de tener muy clara la teoría acerca del sexo, es incapaz de llevarlo a la práctica con su mujer y de darle un hijo por culpa de su esterilidad. Por otro lado, tenemos a Virginia Johnson, una mujer ambiciosa, divorciada (dos veces), con dos hijos, liberal, independiente, luchadora y muy inteligente. Muchas dicotomías pueden establecerse entre ambos personajes. Él representa el cerebro y ella el corazón de dicho estudio, él es el médico, y ella la psicóloga. Él es la teoría y ella la práctica, porque aunque ambos estén dispuestos a abrir la mente de la sociedad americana, tan solo ella parece llevarlo a cabo, pues él sigue siendo una representación del ideal masculino de la época. Por eso forman una gran pareja, porque cada personaje se nutre de las ventajas del otro y reduce sus carencias gracias a ellas. Pero en una sociedad como la de los años 60, el hombre sigue siendo el dominante y la mujer el personaje que se encuentra en la sombra. Por eso el personaje de Virginia Johnson es tan fantástico, siempre en constante revelación y con ganas de cumplir sus sueños. Y por eso Bill Masters es tan fantástico también, porque al menos está dispuesto a cambiar la forma de ser y de pensar de los americanos, empezando por el sexo. Sigue leyendo “El estreno del año: ‘Masters of Sex’”

Reportajes

¿Comedias fallidas o no?

maxresdefault

La nueva temporada televisa estadounidense está plagada de comedias que han ido aterrizando a lo largo del mes de septiembre. Los upfronts de mayo con las nuevas series de las grandes networks ya hacían presagiar que la ronda de títulos presentadas era bastante mala, insulsa, poco llamativa y sobre todo un remix con ideas de series exitosas de por allí y estrellas de la pequeña pantalla por allá. Simplemente con leer la sinopsis ya sabíamos que había series de las que teníamos que huir de inmediato o cuyos pilotos iban a ser tan casposos y ridículos que con ver el primer capítulo sería suficiente para mover fichas, olvidarse y comenzar con otro de los miles estrenos de estos meses.

La primera en naufragar ha sido We are Men, cancelada por la CBS después de dos episodios. La premisa de un grupo de solteros divorciados aconsejando a Carter (Chris Smith), un joven recién plantado en el altar estaba lleno de clichés, gags y situaciones demasiado previsibles y ya muy vistas en el género. Ya comentamos el piloto en el blog hace unas semanas. Tenía algo a favor, el reparto protagonizado por Chris Smith, Jerry O’Connell, Kal Penn y Tony Shalhoub, era una comedia facilona sin nada especialmente asombroso pero que no ha acabado de convencer a la audiencia con unos datos muy discretos, 6,4 millones de espectadores en el piloto y 5,4 el segundo.

Lo de Super Fun Night roza lo patético. Creo que la mayoría sabemos que a los pilotos hay que darles cierto margen de recuperación. Tienes que introducir personajes, crear una premisa creíble, descubrir las relaciones entre los personajes y ah sobre todo entretener a la audiencia. Y si se trata de una comedia, algunas risas estarían bien. Pero es que lo nuevo de la chica cómica de moda en Hollywood, Rebel Wilson no hay por donde cogerlo. Tampoco se podía esperar mucho porque el piloto recibió criticas tan pésimas que ABC decidió estrenar la serie con el segundo episodio, Anything for Love. Super Fun Night acaba siendo la peor noche porque la creadora y guionista Rebel Wilson se pasa los 22 minutos haciendo chistes ridículos y malos acerca del sobrepeso y demás problemas físicos. Además de caer en lo fácil, con una línea argumental insoportable de un apuesto caballero inalcanzable del que esta enamorada, Richard (Kevin Bishop), Kendall (Kate Jenkinson), la chica mala que intenta quitárselo y sus dos amigas nerds raritas Alice (Liza Lapira) y Marika (Lauren Ash)

Luego había al menos cuatro comedias que destacaban por su reparto: Trophy Wife (ABC), The Michael J. Fox Show (NBC), The Crazy Ones (CBS) y The Millers (CBS). El regreso de Michael J. Fox a un papel protagonista en televisión fue noticia mucho antes de que se empezara a rodar la serie. NBC decidió dar luz verde a los 22 capítulos de la primera temporada antes de que se grabara el capítulo piloto. El resultado es, una comedia familiar clásica jugando con la fina línea que separa actor y personaje: los dos sufren Parkinson y los dos vuelven al trabajo tras un tiempo de retiro. No sé hasta qué punto, el Parkinson pueda funcionar en la trama como alivio cómico de un personaje que ante todo no quiere dar lástima. El humor es tibio, entretiene y aunque con personajes un tanto estereotipados al final las bromas y gags resultan en su mayoría simpáticos. De momento los datos de la nueva comedia de FOX se mantienen entre los 7 millones de espectadores después de emitirse tres capítulos.

Sigue leyendo “¿Comedias fallidas o no?”

CBS, Opinión, Series americanas

‘The Crazy Ones’. Capítulo piloto

The Crazy Ones

Siguiendo con los estrenos seriéfilos de este mes de septiembre, esta semana analizamos The Crazy Ones, emitida en la CBS. Su capítulo piloto se estrenó el pasado jueves 26 de septiembre.

The Crazy Ones se centra en Roberts and Roberts, una agencia de publicidad liderada por Simon Roberts (Robin Williams). También está en la agencia su hija Sydney (Sarah Michelle Gellar) y Zach Cropper (James Wolk), entre otros.

El episodio piloto de esta serie de comedia de la CBS, comienza con la reunión que tiene Roberts and Roberts con McDonald’s, cliente que supone un 60% de los beneficios para la agencia. A punto de ser despedidos por McDonald’s, llega un Simon Roberts lo suficientemente inspirado y fuerte a la reunión, para convencer a McDonald’s de que pueden hacer un anuncio mejor, y emotivo, utilizando las mismas imágenes de un anuncio anterior, y modernizando la letra de la canción. La condición: presentar el nuevo trabajo para el día siguiente.

Se ponen manos a la obra, y Simon consigue ponerse en contacto con Kelly Clarkson para que ponga voz a la canción. Pero esta rehúsa a cantar para publicidad, a no ser que sus letras giren en torno al sexo. Desesperados, Simon y Zach deciden dar libertad a Kelly para que cante sobre sexo, algo que no gusta a los demás de la agencia publicitaria cuando se presentan los dos con Kelly a la oficina. Pero Sydney, que es la cabeza pensante y trabajadora del grupo, logra convencer a Kelly para que cante algo serio para ellos. Y así sucede. Un happy ending en toda regla.

Si creíais que con The Crazy Ones íbais a ver un Mad Men actualizado y en tono de comedia, os equivocáis. The Crazy Ones es del estilo de Go On (esa serie de la NBC que protagonizó Matthew Perry y no llegó a más de una temporada). Características en común: vacía de contenido y totalmente plana, sosa, aburrida. Sigue leyendo “‘The Crazy Ones’. Capítulo piloto”

Reportajes

La vida después de ‘Breaking Bad’

BB_400-1 (1)

Breaking Bad ya está en el olimpo de las mejores series drama de la televisión de todos los tiempos. 5 años que terminan demostrando la capacidad inigualable de su creador, Vince Gilligan y de todo el equipo de guionista por desarrollar; el ascenso, la decadencia y la transformación de un cáncer que extiende su veneno por las células de un profesor de química y que convive y coloniza lentamente las motivaciones de Walter White para pelear y dejarse atrapar por el temido Heinsenberg. A lo largo de 66 episodios, la serie constata no sólo una obsesión por la figura del antihéroe sino también la narración de una espléndida metáfora, una crisis de la mediana edad para experimentar la vida nuevamente, arriesgarse y exponerse al peligro cuando se está al borde la muerte. La metanfetamina no era más que una excusa y esa metamorfosis demostró que al final volver a la inocencia, al engaño, al anonimato de su vida anterior no era posible porque sería simplemente una renuncia, una traición a si mismo, una mentira mas del mundo que le rodea.

Pero las piezas de este magnífico puzzle moral estuvieron a punto de quedarse en la caja y no encajar. Breaking Bad paso por Showtime, HBO y FX quién en principio le dio el primer visto bueno para luego declinar su producción. Finalmente, AMC le dio la oportunidad, aunque la cadena norteamericana no confiaba demasiado en esta ficción, ni nosotros, ni nadie, confiaba demasiado en Breaking Bad. Luego se reveló como la serie del año. Y luego, como la serie de la década o para quedarnos contentos todos o una de las.

El último capítulo, Felina, batió su récord de audiencia y reunió a 10,3 millones de espectadores, si se compara con el inicio de la serie con sólo 1 millón, el éxito es rotundo. Pero ¿Y ahora qué? Empezará la absurda carrera como también le ocurrió a Perdidos de series que se vendan explicítamente o no como “la nueva Breaking Bad”. ¿Es eso posible? 

Una cosa está clara, Breaking Bad se ha convertido en objeto cultural, se ha consolidado como un fenómeno de masas y una auténtica serie de culto, que para muchos se ha colocado a la altura de Los Soprano o The Wire. Ya está en la lista, siempre a medio a escribir, de muchos seriadictos como una de las favoritas y en recomendación indispensable para aquellos que todavía no la han visto.

Ahora la pregunta es: ¿Hay vida después de Breaking Bad? La obra maestra elegida en la última edición de los Emmy 2013 como la mejor serie drama, ha servido para consagrar y relanzar a Bryan Cranston entre los grandes actores de la historia y su contrapunto, el también fantástico Aaron Paul, en el mercado de intérpretes jóvenes con talento talento, así como para poner al canal AMC en el centro de todas las miradas.

A continuación te contamos los siguientes movimientos y jugadas de la era post-Breaking:

Sigue leyendo “La vida después de ‘Breaking Bad’”

AMC, Opinión, Series americanas

‘Breaking Bad’: la mejor serie de televisión de la historia. Un final para recordar

All bad things must come to an end

Ese día ha llegado. El día en que Breaking Bad llegaba a su final. Ha terminado la serie que la AMC ha estado emitiendo durante seis años, y que para muchos supone el fin de la mejor serie de televisión de la historia. Con una quinta temporada redonda, Breaking Bad se ha despedido a lo grande. Con 9 Emmys a sus espaldas, Breaking Bad nos ha dejado grandiosos momentos que siempre recordaremos y capítulos perfectamente dignos de ser considerados obras maestras. Desde las grandes interpretaciones de Bryan Cranston, Aaron Paul, Anna Gunn, Dean Norris y demás elenco de actores, pasando por la magnífica realización y dirección de cada uno de los capítulos, su siempre acertada y simbólica banda sonora, su diseño artístico y su fotografía, su puesta en escena cuidada al mínimo detalle, hasta llegar a unos guiones repletos de giros sorprendentes y un trasfondo moral con verdadero significado.

Desde Cine-Seriéfilas, comentamos lo que ha supuesto esta magnífica quinta temporada y su final:

Breaking Bad partía desde cero con un profesor de química enfermo de cáncer que tomaba la decisión de convertirse en cocinero de metanfetamina con el objetivo de salvaguardar la economía de su familia para cuando él haya muerto. Desde el primer capítulo, asistimos a la evolución de un hombre corriente a un verdadero monstruo.

La primera temporada la recordaremos por su humor negro, su comedia bizarra y su peculiar estilo narrativo. Temporada tras temporada, el drama ha ido ocupando un lugar más importante en la serie, aportando matices llenos de ambigüedades en los personajes y tramas. Durante seis años, hemos sido testigos de la metamorfosis de Walter White (Bryan Cranston) en Heisenberg.

CUIDADO, SPOILERS. ¡NO LEAS A PARTIR DE AQUÍ SI NO HAS TERMINADO LA SERIE! Sigue leyendo “‘Breaking Bad’: la mejor serie de televisión de la historia. Un final para recordar”