Comedy Central, Opinión, Series americanas

‘Broad City’, la comedia sobre los millennials de Nueva York

‘Broad City’ es para mi una de las mejores comedias del panorama actual, a menudo me siento plenamente identificada con estas dos locas. La dinámica relación de Ilana y Abbi, su ritmo impecable y sus disparatados líos son una perfecta combinación. 

Ofrece una visión humorística y pegada a la actualidad sobre cómo sobreviven los millenials a un mundo cada vez más deliranteLa tercera temporada se estrenó a principios de 2016 pero yo no he tenido de tiempo de marotonear hasta este año. Son capítulos muy cortos, apenas 21 minutos. En una tarde puedes ver 5- 6 capítulos de tirón y sobretodo, no parar de reír. 

La tercera temporada de ‘Broad City’ comienza con un montaje. Es una pantalla dividida: el baño de Abbi está en un lado, Ilana en el otro. En dos minutos, las heroínas de ‘Broad City’ (interpretadas por Abbi Jacobson e Ilana Glazer) se refugian en sus santuarios de porcelana, orinando, vomitando, comiendo pizza, bailando en trajes de Madonna, afeitándose el vello púbico y golpeando bongs. La escena es una rápida y clara presentación de que ‘Broad City’ ha vuelto, Yasss, queen!!! Estas son dos de las principales renovadoras de la comedia televisiva estadounidense.

Ya hablamos de ella hace un par de años, en el post: Ilana & Abbi, las anti girls. El núcleo principal de ‘Broad City’ no ha cambiado, y Abbi e Ilana todavía viven en los mismos apartamentos y todavía trabajan en los mismos trabajos (Abbi es ahora entrenadora en el gimnasio), la premisa general del programa no ha cambiado (al menos en los tres primeros episodios) de una manera significativa. Así como las primeras dos temporadas de ‘Broad City’ fueron una serie de desventuras, también lo es la tercera: una llave de una moto perdida, una camisa con la etiqueta de seguridad todavía o una metedura de pata en una galería de arte. 

Esta serie es a menudo comparada con ‘Girls’, una serie cuyos personajes centrales tienen aproximadamente la misma edad que Abbi e Ilana. Sin embargo, el  tratamiento de cada serie deja bien claro que su desarrollo no podría ser más diferente. ‘Girls’ sigue luchando por mantener el cuarteto de amigas en la misma base, así como su gran variedad de amigos y ex. ‘Broad City’ por su parte, órbita en otro planeta, centrándose en explorar una sola amistad como trama central y sin tener miedo de dejar que el mundo cambie a su alrededor. 

Lo que siempre ha hecho que ‘Broad City’ sea atractiva es su compromiso de burlarse de las vidas de los neoyorquinos (principalmente blancos y jóvenes). Eso no cambia en la tercera temporada. Por ejemplo, Abbi pasa horas haciendo cola para comprar en nueva pastelería de moda de la ciudad (un”churro”, que en realidad es un “churro-macarron”), el encargado de una cooperativa de alimentos orgánicos le dice a Ilana que “hoy es el último día posible para completar sus turnos para este ciclo lunar”. Y en una exposición de galería, la antigua compañera de cuarto de Abbi describe así su proceso artístico: “Lo pinté con el final de una pluma, no el final con el que escribes, el final suave”.

‘Broad City’ ha llegado a un punto, como casi todas las comedias de sitcom, donde la eficacia de las bromas crece según su público conoce a los personajes. Dos temporadas profundas y otras tres más en el horizonte, las idiosincrasias de Abbi y Ilana están tan bien documentadas que a veces las bromas sutiles se sienten más libres y naturales y menos como una línea intencional. Esto no significa que las bromas sean demasiado simples, sino que pone de manifiesto el cuidado con el que Glazer y Jacobson han formado sus personajes en el transcurso de tres temporadas, sus rarezas ya no son tan extraña.

La serie no es para todo el mundo, hay que decirlo. La crítica, por lo general, la ha recibido con entusiasmo. Pero seguro que habrá espectadores a quienes no genere gracia. Esto no es ‘The Big Bang Theory’, con un humor amable que busca un amplio público, sino dos actrices que hacen lo que les viene en gana en pantalla y si te gusta bien, y si no también. A mí, particularmente, me divierte mucho la serie. Es humor gamberro sin pretensiones intelectuales y sin contrapuntos dramáticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s