Netflix, Opinión, Series americanas

‘Santa Clarita Diet’, la comedia negra buena mala de Netflix

Netflix se ha ganado a pulso la fuerte expectación y curiosidad que levanta cada uno de sus estrenos. Cada cual tendrá sus preferidas, House of Cards’, Orange is the new black’, The Crown’, ‘Lucas Cage’ o ‘Narcos’ pero en general es bastante larga la lista de producciones con las que nos han ido conquistando. Sin embargo, apenas recuerdo aquellas en la que la sensación general haya sido mala. 

Drew Barrymore y Timothy Olyphant protagonizan ‘Santa Clarita Diet’, la nueva comedia de Netflix, una peculiar historia que mezcla humor con tripas e incluso canibalismo. La pareja rápidamente descubre que no todo es como parece cuando Sheila de repente desarrolla un apetito por la carne cruda y humana. 

Este serie original de Netflix reúne dos géneros clásicos: la comedia de situación familiar y los zombies, con la cantidad justa de aplomo, fantasía e indignación. También se las arregla para deslizarse a lo largo de extrañas tramas que alegremente yuxtaponen lo normal y anormal pero por lo general el equilibrio no funciona, a pesar de ser una serie como una trama estilumante. El nivel de sangre es lúdico y la idea de que el verdadero amor lo conquista todo, incluso un antojo de carne humana, impregna la serie.

Creo que Netflix ha conseguido hacer lo que pretendía. Crear una serie para hacer reír al espectador y entretenerlo. No le pidáis más, no busquéis en ‘Santa Clarita Diet’ una historia seria porque nunca ha pretendido serlo. Es más, para mí es una comedia que roza el surrealismo o el absurdo. ¿Qué es exactamente lo que falla? Por lo pronto que nada encaja y parece más una sucesión de ideas mal unidas esperando que funcione por acumulación que por el hecho de haberlo hilado mínimamente.

No voy a entrar en demasiados spoilers, pero gran parte del humor de la serie se basa en los pasos que Sheila y Joel deben tomar para encontrar su próxima comida. La “dieta de Santa Clarita” puede ser un poco difícil de dirigir para el estómago tanto por  las situaciones gores que se viven en la mayoría de los capítulos como por sus momentos burdos y vergonzantes. 

El humor del programa a menudo recuerda otras comedias absurdas que trataban el tedio de la vida a las afueras de la ciudad. Hay muchos toques a ‘Weeds’ y esa excentricidad que marcó Nancy Botwin, una madre viuda que acaba vendiendo marihuana a sus vecinos donde vive para poder mantener el nivel de vida de clase alta al que está acostumbrada, junto a sus dos hijos, Shane Botwin, un solitario niño de 10 años, y Silas Botwin, un adolescente obsesionado con las relaciones sexuales.

Aquí en ‘Santa Clarita Diet’ toma la misma premisa de un “monstruo” atrapado en los suburbios para reflexionar sobre el desenfrenado consumismo estadounidense, el cambio de la dinámica familiar y la transformación personal. Después de que Sheila se transforme en un zombi, su identificación se desata, lo que la lleva a tomar decisiones impulsivas como comer a un compañero de trabajo, pero también seguir adelante y comprar un Range Rover por capricho. A lo largo de ‘Santa Clarita Diet’, hay frecuentes llamadas a marcas como Christian Louboutin, decoraciones de cocinas que rivalizan con el resto de sus vecinas o casas enormes y super caras que permanecen en el mercado durante años. El gusto de Sheila por la sangre es insaciable, pero también lo es para sus vecinos, con su personalidad tierna y cariñosa. La serie se oculta en está metáfora aunque creo con poco ingenio y sabiduría. 

Una apuesta arriesgada que se traduce en la sensación de que ‘Santa Clarita Diet’ no deja de ser una chorrada hecha con grandes medios y en la que no hay una continuidad real. Drew Barrymore no actúa bien, pero no importa. Su química con Olyphant es muy buena, y eso hace que todo, por muy absurdo que sea, funcione. Los personajes de la hija y el hijo de los vecinos (absolutamente entrañable) también ayudan a engrasar la comicidad. Resumiendo, si puedes soportar a su personaje principal comiendo gente y carne cruda y tener la paciencia de sentarse a ver una comedia absurda durante 10 capítulos, entonces esta es tu serie. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s