Opinión, Series americanas, Showtime

‘The Affair’ en su tercer acto

¡Cuidado! Puede contener spoilers si no has visto la tercera temporada. 

En su primera temporada, ‘The Affair’ sorprendió mostrando la historia de amor desde dos miradas: la de Noah (Dominic West) y la de Alison (Ruth Wilson). La segunda amplió su visión con los puntos de vista de Helen (Maura Tierney) y Cole (Joshua Jackson).

En esta tercera, las reglas vuelven a cambiar y se centra casi todo el tiempo en Noah. Él está luchando por salir del pozo al que se tiró como auto castigo por los daños ocasionados a todos y todas. Como personaje, Noah Solloway es el mayor desafío que ha enfrentado a ‘The Affair’ en esta tercera temporada.  Un hombre nulo, vacío, con puntos de fuga y con un último acto heroico en busca de la redención. 

A pesar de su genialidad, ‘The Affair’ siempre ha sido una serie con fecha de caducidad. Una vez resueltas sus tramas principales, resulta inútil añadir otras nuevas en el vano intento por estirar la masa. ¿Quién miente en la historia? ¿Es cierto que los buenos son tan buenos? ‘The Affair’ cumplió con muy buenas expectativas el propósito de lograr que la intriga del espectador aumentara por momentos. Sin embargo, en estos diez episodios ha perdido la “frescura” del principio: la magia de la primera temporada, del comienzo y ha acabado convirtiéndose en rutina.

Si hay una perspectiva que no se estaba desarrollando en esta temporada, fue la de Juliette (Irène Jacob) pero, por desgracia, no siempre se puede obtener lo que se quiere. Cuando el episodio diez comienza, Noah aparentemente se ha recuperado tanto físicamente como mentalmente de ese incidente en el que se apuñaló en el cuello durante una locura psicótica. Casualmente disfruta de los croissants y de las librerías en París.

El capítulo final puso el foco en Juliette y se centró en Etienne (Patrick Bauchau), el marido con Alzheimer que había dejado atrás durante su año en Nueva Jersey. Todavía lo estaba evitando, pasando la noche con Noah en su habitación de hotel. Eso lo hizo tanto o más culpable cuando regresó a casa para descubrir la aparente recuperación milagrosa de Etienne, mientras hablaba con lucidez sobre la oferta de la Universidad de Livingston (la que Juliette había aceptado en su lugar). Pero fue un espejismo: en cuestión de minutos confundió a su hija, Sabine, con Juliette, confundiendo a Juliette con su primera esposa, Brigitte, que había muerto (como Gabriel y como la madre de Noah). Como tantos otros personajes de ‘The Affair’, se aferraba a una versión fantástica de su vida, pero al menos tenía una excusa. 

Fue decepcionante, pero no especialmente sorprendente, que Alison y Cole fueran apartados por completo de este capítulo, ambos personajes han sido infrautilizados en esta temporada, y el final no fue la excepción. Repito, ¡qué ha pasado con Alison y Cole! Al final, después de una abrumadora primera parte de Whitney y Noah, ambos se reunieron en ‘The Affair’ y sus historias fueron algunos de los momentos más convincentes de la temporada. 

A diferencia de las dos primeras temporadas, que concluyeron con deliberados y espantosos cliffhangers, el final de la tercera temporada nos dejó con demasiados cabos sueltos. Se trata de un episodio independiente, por ejemplo no vimos cómo Noah mejoró después de sus episodios psicóticos. O la introducción de Juliette, es un personaje que vale la pena conocer, e inyecta un papel transcendental en las posibilidades narrativas para el futuro de ‘The Affair’, pero creo que su punto de vista habría sido mejor explotarlo en el estreno de la próxima temporada.

Otra pregunta sin responder es la siguiente: ¿Whitney sabe que Helen conducía el coche que mató a Scotty Lockhart (Colin Donnel)? Helen dejó escapar la verdad delante de sus tres hijos más pequeños, así que supongo que con Whitney también olvidó mencionar este importante hecho. Parece extraño que el tema no apareciera durante su conversación con Noah. Por tanto, este capítulo de final de temporada no es un cliffhanger, Noah entra en un taxi y se da cuenta que no tiene a dónde ir, más bien, parece un indicativo del hecho de que los guionistas  han perdido su camino al igual que sus personajes.  A la vuelta, ¿Juliette estará allí? ¿Alison?

La temporada cuarta ya se ha confirmado y por tanto, el futuro de ‘The Affair’ está lejos de acabar por ahora, pero si hay algo que quedó muy claro es que personajes complejos como Alison, Cole y Whitney merecen mucho más desarrollo de personajes. Lo mejor que pueden hacer es que Noah ya no sea el foco principal de la serie, su trama ha terminado y es hora de centrarse en los otros personajes fascinantes. Esta tercera entrega ha sido la más débil espero un rápido e impactante regreso a la forma de la segunda temporada. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s