HBO, Opinión, Series americanas

‘Divorce’, comedia y Sarah Jessica Parker

El pasado 28 de noviembre, HBO aterrizaba en nuestro país con su servicio de streaming, y desde entonces, muchos usuarios han reportado a través de las redes sociales problemas con la plataforma. Mensajes de subtítulos que no se sincronizaban con la imagen, sobrecargas en el sistema que impedían disfrutar de los contenidos de la plataforma o la imposibilidad de grabar el número de la tarjeta de crédito.

Mientras tanto, uno de los últimos títulos que HBO ha estrenado ha sido ‘Divorce’. Más de una década después del desenlace de ‘Sexo en Nueva York’, Sarah Jessica Parker regresa a HBO, una serie que protagoniza junto a Thomas Haden Church y en la que interpreta a Frances, una mujer que decide que ha llegado el momento de poner el broche de oro a años de matrimonio

¿Alguna vez te has preguntado qué hubiera sucedido si Carrie Bradshaw hubiera terminado casada, en las afueras de la ciudad, más vieja, más triste, con problemas para llegar a fin de mes, hijos adolescentes y un marido, Robert al que no quiere y que según nos cuenta en los primeros minutos de ‘Divorce‘ no tiene “literalmente nada que decir” ? Pues así es, la nueva comedia de HBO que narra en 10 episodios de media hora y en clave de humor el largo proceso de un divorcio, luces y sombras.

Es una serie inteligente, aunque a veces poco original, con buenas interpretaciones, a menudo divertida, a ratos encantadora y también odiosa. Las dudas sobre dar el paso, los remordimientos, el sentimiento de culpabilidad, como decírselo a los hijos y al resto de familia, como dificulta la situación económica, y sobretodo, las indirectas, los rencores, las trampas de Robert, que adopta una papel de victima con un toque ácido y cómico y que poco a poco van saliendo a flote entre la pareja.

Lo peor pueda estar en que le falta otro toque más valiente y que verdaderamente atrape, todo lo que cuenta lo has visto muchas veces en el cine o la televisión. ‘Sexo en Nueva York’ era un sueño romántico de la vida femenina a los treinta y tantos años, infundido por el optimismo de que todo saldrá bien en una relación. ‘Divorce’ es un asunto mucho más oscuro, con melancolía y pesar sobre dos caminos que se separan. Por otro lado, la subtrama de los amigos casados, Diane (Molly Shannon) y Nick (Tracy Letts) parece metida con calzador, sus continuas frustraciones del matrimonio parecen a menudo sacadas de contexto.

Sin embargo, Parker y Church venden muy bien la dinámica compleja de Frances y Robert, ya que cada uno conduce al otro a una rabia increíble y luego a una sorprendente y encantadora generosidad. Su viabilidad como una pareja cambia con cada minuto que pasa y eso es algo que es reconocible para el público como para los propios personajes.

A diferencia de ‘Sexo en Nueva York’, ‘Divorce’ es una serie más triste y oscura. La primera marcó un momento de poder femenino y encontró una manera de revertir la narrativa convencional de la sexualidad. ‘Divorce’ es menos original para estos tiempos pero aún así es una de esos títulos que ha tratado de ilustrar el funcionamiento interno o la disfunción interna de un matrimonio de mediana edad. Un 7 para ‘Divorce’. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s