Opinión, Series americanas, Sundance Channel

Sundance Channel no defrauda

Sundance-Rectify-castLa semana pasada finalizaba en España Rectify, la primera serie con guión original producido por Sundance Channel y emitida en la plataforma de Imagenio. Seis horas que narran la puesta en libertad de Daniel Holden tras 19 años en la cárcel.  La respuesta definitiva a la culpabilidad o la inocencia del protagonista no se han resuelto en esta breve primera temporada, nos ha dejado a medias con la rehabilitación  de Holden. Ray Mckinnon se ha preocupado por el estado mental de Daniel después de años en el corredor de la muerte. Queda patente que con esta producción independiente y con aires indie se ha logrado transmitir la filosofía del canal. Este canal de cable norteamericano desconocido para una gran mayoría comienza a crecer estableciéndose como un talento creativo emergente en la actualidad, sus intenciones ya se plasmaron con anterioridad cuando el 18 de marzo se estrenó en el Festival Internacional de Sundance, la miniserie Top Of  The Lake una producción realizada junto a UKTV y BBC Australia.

Rectify nos conduce a este drama de ritmo lento pero profundamente penetrante. No es una serie procedimental criminal con unas resoluciones convencionales. En sólo seis episodios, la crónica de la primera semana de Daniel fuera de la cárcel han constituido una impresionante serie visualmente y emocionalmente devastadora con unas actuaciones comprometidas. Un hombre con una libertad inesperada viviendo experiencias comunes y cotidianas extrañas para él. Uno no puede evitar sentir curiosidad por la atmósfera de una serie que se centra en las meditaciones de los personajes con un pequeño uso relativo del diálogo.

Muchas cosas no han ocurrido, nos han dejado con la miel en los labios. Envolviendo y no atando cabos sueltos, removiendo cosas como la confesión de Daniel en su diálogo con su hermana Amantha en el último capitulo Jacob´s Ladder y eludiendo explicar lo que realmente pasó en su encarcelamiento. No sabemos quién es este hombre, al que todo le sobrecoge. Ray McKinnon, se esfuerza para que te intrigue y te transmita parte de sus sentimientos encontrados.

La memoria humana es tal que el pasado inmediato es todo lo que él conoce como norma. Se detiene en buscar cierto nivel de paz, ya sea a través de su vuelta a la juventud perdida, intentando evitar las amenazas y los peligros, anhelando lo mundano, refugiándose en la fe y la redención o intentando conectar con su madre y su hermana con desigual éxito. Una autentica meditación del cambio, y por ello una serie mas contemplativa, ya se notaba en los anteriores capítulos con metáforas religiosas y alusiones literarias. 

En definitiva seis horas de camino hacia la reconciliación con la sociedad, el sistema legal, sus familiares y sobre todo con él mismo. No se puede dudar que es una serie Sundance. Su objetivo puede darse por cumplido, está apostando por una televisión menos convencional, serie de temporadas cortas al estilo británico,  minoritarias y con un modo de ver distinto. Netflix ya lo puso de moda con House of Cards. Como espectadora, la presencia de varios productores de Breaking Bad detrás de las cámaras, un reparto semidesconocido muy talentoso y el guión de Ray McKinnon, ganador de un Oscar por su corto The Accountant  y actor en series como Deadwood o Sons of Anarchy, invitan a seguir contemplando como Daniel Holden regresa a la vida en segunda temporada.

Podéis seguirnos en Twitter @Cineseriefilas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s